miércoles, 11 de mayo de 2011

INMORAL Y AMORAL

Inmoral. Persona que deliberadamente o, al revés,  "sin poder evitarlo", transgrede una regla. En el primer caso, si intenta disimularlo y, además, apenas lo lamenta, la llamamos hipócrita. El segundo caso suele deberse a que el rigor de la regla es excesivo respecto a las necesidades o la capacidad de autocontrol de la persona. Si muchas personas son incapaces de someterse con éxito a una norma, entonces ésta es estúpida o inhumana. 

- Amoral.  Persona que ha descubierto que toda regla es relativa y convencional -como las señales de tráfico-, y puede ser modificada para una mayor felicidad de la gente. Por tanto, más que obedecer ciegamente las reglas, reflexiona sobre ellas y las acata sólo si le parecen razonables y justas. En caso contrario, propone otro tipo de valores, a veces con gran sacrificio personal. La persona amoral carece de excesivos temores, represiones y sentimientos de culpa; es más libre y madura. Por eso es también mucho más benévola con los seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada